El director de la cátedra Trasvase y Sostenibilidad asegura que el coste de producción de agua desalada es “excesivo” para la mayoría de agricultores

Publicada en Publicada en Noticias

El director de la cátedra Trasvase y Sostenibilidad – Jose Manuel Claver Valderas – UPCT, Victoriano Martínez aseguró durante unas jornadas organizadas por la cátedra AgritechMurcia que el coste de producción del agua desalada resulta ‘excesivo’ para la viabilidad económica de ‘una parte importante de los cultivos de la Región’.

Por ese motivo, el catedrático de la UPCT en Ingeniería Agroforestal plantea que la gestión conjunta con otros recursos ‘la mezcla de agua desalada con otros recursos es necesaria y representa la mejor estrategia de gestión para minimizar su impacto en la economía de las explotaciones agrarias’.

A su juicio, el agua desalada debe ser ‘un recurso complementario’. El coste actual de la producción del agua desalada se encuentra 60 y 70 céntimos, mientras que el coste que abonan los regantes oscila entre los 30 y los 55 céntimos, ‘lo que pone de manifiesto la relevancia de las subvenciones en este uso del agua desalada en el regadío y el esfuerzo de la administración en para facilitar su uso ante la intensa sequía que padecemos’.

Para Martínez, la mezcla de aguas también es ‘fundamental’ para ‘evitar a bajo coste’ los posibles riesgos agronómicos asociados a las singularidades químicas del agua desalada, como es su bajo contenido en calcio y magnesio o las altas concentraciones en boro. Además, apunta que el agua ‘ideal’ para mezclar son las aguas de la cuenca o del trasvase.

Según los datos de los que dispone, en el año 2016, en las distintas plantas desaladoras de la cuenca del Segura se produjeron cerca de 140 hectómetros cúbicos de agua desalada para regadío, ‘una cantidad superior al agua regenerada’, mientras que en 2017 se ha disminuído cerca de un 30% el suministro al regadío como consecuencia de la necesidad de garantizar los suministros urbanos. Como consecuencia del cambio climático, el agua desalada será cada vez más necesario para mantener la actividad agraria en la región.